Por qué es peligroso guardar nuestros datos solo en la nube y qué alternativas hay

El servicio de almacenamiento de fotos Flickr ha puesto algunas trabas para descargar nuestras fotos, un ejemplo de lo que sucede al confiar en exceso en internet para almacenar datos

nube informatica corodoba

Hace unos meses la que fue la mayor red social de fotografía en su momento, Flickr, fue comprada por Smug, un servicio profesional para almacenamiento de fotos. Los que como este periodista usábamos desde hace años Flickr quedamos a la espera de ver que planes tenía la nueva dirección para la vetusta red social.

Desgraciadamente no hemos recibido muy buenas noticias últimamente. De hecho, abandonar Flickr recuperando las fotos que están almacenadas en este servicio se ha convertido para algunos usuarios intensivos en un auténtico infierno.

El caso de Flickr nos alerta sobre lo arriesgado que puede ser no tener una copia de los datos que guardamos en la nube

Este caso nos alerta sobre lo arriesgado que puede ser no tener una copia de los datos que guardamos en la nube. Pensemos que siempre se habla de amenazas de seguridad informática para tener la precaución de guardar nuestros datos más valiosos fuera de internet, pero lo cierto es que no tendemos a reparar en algo que es incluso más peligroso.

Al almacenar nuestros datos, incluso pagando por ello, en servidores de una empresa sus propietarios en cualquier momento pueden cambiar el servicio que ofrecen. Y eso puede tener consecuencias siniestras para el usuario. Veamos los detalles del caso Flickr y qué precauciones podemos tomar con nuestra información.

Los propietarios de una empresa de almacenamiento en la nube en cualquier momento pueden cambiar el servicio que ofrecen, algo muy arriesgado para el usuario

Abrí mi actual cuenta de Flickr hace 12 años. Cuando Facebook era prácticamente desconocido y Twitter no existía. Tampoco Dropbox, Google Drive o One Drive. Los tres principales servicios de almacenamiento de datos en la nube. Desde entonces he almacenado muchas de mis fotos en Flickr para tener una copia de seguridad de ellas.

Una medida de precaución por si los discos duros fallan y también para poder acceder a ellas desde cualquier sitio. En algunos momentos he pagado por tener una cuenta profesional en Flickr y en otros no, como ahora.

Flickr daba un tera de datos para almacenar fotos, pero eso se ha acabado y sus actuales propietarios ponen trabas para descargar grandes cantidades de fotos

No sabremos probablemente nunca si se trataba de un plan preconcebido, pero hubo un momento en el que los responsables de Flickr, antes de ser comprado por Smug, decidieron que sólo los usuarios Pro, que pagaban por sus cuentas, podrían usar esta herramienta para hacer copias de seguridad de fotos desde un ordenador. Yo decidí pagar.

Al fin y al cabo era un servicio en ciertos aspectos mejor que Google Fotos, que hoy ha sustituido a Flickr como principal espacio para hacer copias de seguridad de fotos en internet. Pero el tiempo ha demostrado que cometí un enorme error, aunque por fortuna la inmensa mayoría de mis fotos siguen a buen recaudo en discos duros. Otros quizá no hayan tenido tanta suerte.

Nada nos asegura que lo que ha pasado con Flickr no pueda repetirse con Google Drive, One Drive o Dropbox por poner algunos ejemplos

Una de las cosas que me llevó a confiarme de que podía usar el servicio de Flickr sin problemas era que en cualquier momento podía seleccionar todas mis fotos y descargarlas. Pero desde que Smug se hizo con Flickr no es tan sencillo realizar esa operación. Veamos las trampas, es difícil usar otro adjetivo, que se han puesto para que los usuarios intensivos de Flickr opten por pagar si quieren mantener sus fotos en la nube.

Dentro de poco las cuentas gratuitas de Flickr sólo mostrarán mil fotos. Pagando por un plan profesional se puede exceder esa capacidad y tener almacenamiento ilimitado gratuito desde 5 dólares al mes. Un precio bastante competitivo, pero el problema es que tras las maniobras que ha realizado Smug con Flickr ya no confío en este servicio y quiero abandonarlo.

¿Qué podemos hacer para no depender sólo de los servicios online?

Hacer copias de seguridad de nuestros datos en un disco duro es una tarea sumamente recomendable. Aunque también te valgas de la nube. Si tienes un teléfono lleno de fotos y datos valiosos tómate de vez en cuando el tiempo necesario para hacer una copia de seguridad de los datos en un disco duro. Incluso merece la pena invertir en dos discos duros.

De esa forma uno puede funcionar como espejo del otro. Si uno deja de funcionar, se calcula que la vida útil de muchos discos duros no supera los 10 años, el otro mantendrá la información a salvo. Estamos hablando de una inversión de unos pocos cientos de euros. Inferior a muchos otros productos mucho más caros, como teléfonos móviles u ordenadores, con los que procesamos datos. Unos datos que, paradójicamente, pueden acabar perdidos si no invertimos un poco de dinero en tenerlos a buen recaudo.

Existe la opción de crear nuestra propia nube

También existe la opción de crear nuestra propia nube. En InFormática Cordoba estamos especializados en las nubes corporativas, para dichas nubes corporativas usamos un servidor linux con lo cual nuestros clientes cuentan con un sistema robusto y ahorran ya que no pagan por una licencia servidor.

Con dicha nube no sólo tendría posibilidad de un espacio para copias si no que pueden acceder a los datos de su red local de una forma remota a través de una app de movil o una página web.

¿Interesado en una nube corporativa? contactenos y le asesoraremos

Agradecimientos Fuente Original: www.lavanguardia.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *